Encuentro académico destaca principios humanitarios

09 January 2014 | Sphere Project

Kristalina GeorgievaKristalina Georgieva, Comisionada Europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, toma la palabra en el evento del 20º aniversario de la red NOHA.

Por Cecilia Furtade *

La necesidad de reafirmar los principios humanitarios en un entorno de trabajo cambiante y cada vez más complejo fue el tema principal de los debates en la celebración del vigésimo aniversario de la Red de Acción Humanitaria (NOHA, por su sigla en inglés).

En su discurso de apertura, Marie-José Domestici-Met, profesora de la Universidad de Aix-Marsella y uno de los miembros fundadores de NOHA, afirmó: “Los principios humanitarios siguen siendo importantes, incluso si hoy la acción humanitaria va más allá de la prestación de servicios y está cada vez más vinculada al desarrollo y a la preparación para desastres. Nuestra labor está en peligro si olvidamos los principios humanitarios.”

El evento, que tuvo lugar en Bruselas el 14 y 15 de octubre próximo pasado, reunió a representantes de las 10 universidades europeas que conforman la red NOHA y de la comunidad humanitaria en general.

NOHA es una asociación internacional de universidades que tiene por objetivo mejorar el nivel de profesionalismo en el sector humanitario, promoviendo los valores humanitarios a través de la educación superior y la investigación. Las universidades miembros de NOHA ofrecen un programa conjunto de Máster en Acción Humanitaria Internacional. Unos 3.000 egresados de ese posgrado están trabajando actualmente en actividades humanitarias en todo el mundo.

El evento abarcó tres mesas redondas en las que se debatieron diversos temas, que incluyeron los principios y la evolución del entorno humanitario, la profesionalización, la calidad y la rendición de cuentas, la protección y la seguridad, la consolidación de la paz, así como estrategias proactivas para vincular el socorro, la rehabilitación y el desarrollo.

Los desafíos humanitarios

Los participantes reconocieron que los actores humanitarios hacen frente hoy a una serie de desafíos.

Uno de ellos es que se está tornando difusa la frontera entre la acción política, la militar y la humanitaria, debido a la multiplicación de actores con diversos mandatos. Esto tiene consecuencias negativas para la seguridad de los trabajadores humanitarios y de las poblaciones afectadas y socava el respeto de los principios humanitarios. Existe el riesgo de politizar y comprometer los objetivos humanitarios frente a los enérgicos mandatos (militares) de las operaciones de mantenimiento de la paz.

El número creciente de actividades complejas y exigentes que se impone a los actores humanitarios (en particular a aquellos que tienen mandatos múltiples) en sectores en los cuales la obligación compete primordialmente a los Estados entraña el riesgo de que aquellos pierdan su identidad humanitaria.

Por otro lado, en lo que atañe a la rendición de cuentas, la relación contractual entre los donantes y los actores humanitarios no tienen el contrapeso de una relación equivalente entre los actores humanitarios y las poblaciones afectadas.

Los participantes también debatieron el tema de la certificación de los actores humanitarios. Ellos pusieron énfasis en la necesidad de mantener la rendición de cuentas con respecto a los beneficiarios y los principios humanitarios en el centro de los mecanismos de certificación. La certificación debe basarse en incentivos más bien que en sanciones, servir para mejorar la labor tanto de las grandes ONG internacionales como de sus contrapartes más pequeñas en los países del Sur, y ha de evitarse que esté regida por los donantes.

Con respecto a la creciente profesionalización del sector humanitario, los participantes en el evento hicieron hincapié en la necesidad de preservar el “espíritu humanitario”. Para ello, se requiere una combinación de medidas de educación, formación, experiencia en el terreno, aptitudes sociales básicas y ética.

¿Qué nos depara el futuro? Algunas de las tendencias identificadas por los participantes son: la emergencia de actores locales, unida a un mayor control y a la exigencia de certificación de las ONG por parte de los gobiernos nacionales; una presencia más fuerte de nuevos actores influyentes cuyo mandato primario no es prestar asistencia (donantes no tradicionales, sector privado); y un creciente escrutinio de la asistencia humanitaria por los propios receptores, con la ayuda de nuevas tecnologías.

Tomando en consideración estas realidades, resulta esencial fortalecer las capacidades locales y entablar un diálogo constructivo sobre los principios humanitarios con los nuevos actores en el sector.

“Nuestra meta para el futuro”, explicó el Dr. Pat Gibbons, profesor de la University College Dublin y presidente saliente de NOHA, “es establecer redes en todo el mundo a fin de que la filosofía de profundizar la profesionalización de la ayuda humanitaria mediante la educación se convierta en un proyecto mundial.”


* Cecilia Furtade, quien fuera estudiante de la red NOHA en 2006 (Universidad de Aix-en-Provence), es Asistente Senior de Capacitación y Promoción en la oficina del Proyecto Esfera.


  • Escuche el testimonio de egresados del Máster en Acción Humanitaria Internacional y descubra más acerca del pasado, el presente y el futuro de NOHA mirando este breve video.
Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera