Estuvimos en Estambul y nos encontramos con el mundo...

08 July 2016 | Sphere Project

Por Aninia Nadig (*)

El pabellón del Proyecto Esfera en la exhibición adjunta a la Cumbre Humanitaria Mundial fue un punto de encuentro para profesionales deseosos de mejorar la respuesta humanitaria, tanto en su país como en otros lugares.

Sphere Project booth at the World Humanitarian SummitEstar en medio de los miles de trabajadores humanitarios, funcionarios de la ONU, representantes gubernamentales y empresarios de todo el mundo reunidos en la Cumbre Humanitaria Mundial fue una experiencia intensa y estimulante - con el beneficio adicional de los muchos encuentros personales que tuvimos con quienes vinieron a vernos al pabellón Esfera. A modo de ejemplo y entre otros, pudimos conversar con:

  • funcionarios municipales de Turquía que vinieron a hablar acerca de los retos que enfrentan en sus pueblos a lo largo de la frontera con Siria;
  • profesionales humanitarios de Colombia, donde el gobierno está explorando las formas de trabajar de manera responsable para incluir a las diferentes partes en el proceso de paz y reconciliación. Nos hablaron del interés que su gobierno ha manifestado por las normas Esfera;
  • miembros de un grupo de jóvenes voluntarios de Baréin que querían aprender acerca de las normas humanitarias;
  • un funcionario del gobierno alemán que enfatizó la importancia de capacitar en las normas a voluntarios de su país.

La cantidad y diversidad de esas conversaciones fue un signo claro de la importancia de Esfera para los socorristas de primera línea, los legisladores, los defensores de los derechos humanos y los representantes gubernamentales. También surgieron algunas oportunidades interesantes para identificar nuevos puntos focales.

Asimismo pudimos constatar que los esfuerzos innovadores de capacitación iniciados por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Gaziantep, Turquía, para crear una red de capacitadores Esfera que trabajen en la respuesta en Siria están dando frutos evidentes, ya que muchos visitantes habían sido capacitados en el contexto de esa iniciativa o sabían acerca de la misma.

Las capacitaciones dirigidas a voluntarios en Europa, donde se enfrentan importantes retos de migración, fueron también un tópico importante de varias conversaciones.

Encarnar la vida con dignidad

El hilo rojo de esas conversaciones y el núcleo del Proyecto Esfera desde el inicio es el concepto de dignidad humana, que el Manual Esfera encarna para muchos de sus usuarios cada día.

Todos tenemos un sentido claro de qué es la dignidad humana, pero a veces es difícil traducirla en palabras y acciones. Las normas Esfera hacen precisamente eso: traducen la dignidad humana en acciones concretas, a la vez que siguen siendo la puerta de entrada al mundo de las normas. Ellas brindan una senda cuantificable que va desde los principios compartidos a la práctica común.

Dos representantes de organizaciones alemanas de jóvenes voluntarios se mostraron entusiastas de poder explicar la importancia de la dignidad a sus miembros con la ayuda del Manual Esfera.

Nuestra campaña de carteles y tarjetas postales para promover la dignidad y la rendición de cuentas mediante caricaturas sigue teniendo un éxito rotundo. Cada vez más popular si no ya famosa, la ilustración de una distribución de trajes de conejo color rosa ayuda realmente a comprender la idea de dignidad.

Dado que la práctica humanitaria evoluciona a través del tiempo, muchas iniciativas nuevas aspiran a que Esfera reconozca su investigación o sus enfoques innovadores, ya se trate de cuidados paliativos en el ámbito humanitario, o programas informáticos de triangulación global, o jardinería urbana para refugiados.

El Manual Esfera es el lugar en donde muchas innovaciones son reconocidas, se convierten en buenas prácticas y son integradas al trabajo humanitario "convencional". Este rol será más importante todavía en la próxima revisión del Manual.

Adaptación de las normas a medios urbanos

La presencia de Esfera en Estambul también incluyó la participación en dos eventos paralelos a la Cumbre.

En primer lugar, el evento paralelo organizado por el Proyecto Esfera, la Alianza CHS y el Grupo URD con el apoyo de los gobiernos suizo y danés se centró en la manera de alcanzar la calidad y la rendición de cuentas humanitarias a través del uso de las normas.

Otro momento importante fue un evento paralelo sobre la respuesta humanitaria en contextos urbanos, organizado por el Grupo de Referencia del Comité Permanente entre Organismos (IASC) sobre la Respuesta a los Retos Humanitarios en Zonas Urbanas.

Dado que todos los panelistas reconocieron los desafíos únicos que encierra la respuesta humanitaria en medios urbanos, Christine Knudsen, Directora del Proyecto Esfera, propuso dar un paso hacia la solución: que Esfera proporcione una plataforma global para discutir y llegar a un consenso sobre los enfoques y las interpretaciones específicas de las normas globales en medios urbanos.

Al igual que en otras ocasiones, el anuncio de la próxima revisión del Manual Esfera fue recibido positivamente. El público reconoció el estímulo potencial que dicha revisión aportará a las discusiones sobre la respuesta en medios urbanos.

Un enfoque global y coherente

Mientras Esfera estrecha lazos con sus normas complementarias, intensificando la colaboración a través de la Asociación Global de Normas Humanitarias, el pabellón fue también una oportunidad para presentar el trabajo de esta última. El interés mostrado fue considerable. Nos alegró mucho contar con Cathy Watson, Coordinadora del Proyecto de Directrices y normas de emergencia para el sector ganadero (LEGS), quien encarnó este proyecto de cooperación en Estambul.

Los comentarios y las preguntas de muchas personas que vinieron al pabellón Esfera mostraron que trabajar con normas globales y coherentes tiene sentido para muchos. Las normas transmiten dignidad y derechos. Aportan metas y rumbos a las comunidades afectadas por desastres o conflictos y a socorristas de primera línea, legisladores, gobiernos y donantes.

El sector privado, a nivel local como internacional, está participando cada vez más. Asimismo la respuesta humanitaria se moviliza hacia las zonas urbanas y las transferencias de efectivo están siendo una forma de respuesta más aceptada.

Con una atención particular puesta en contextualizar la respuesta humanitaria, reafirmar los principios humanitarios y renovar el compromiso con la calidad y la rendición de cuentas, la Cumbre fue una gran oportunidad para explorar todo lo que las nuevas iniciativas de Esfera, incluida la próxima revisión del Manual, pueden contribuir a la acción humanitaria futura.

(*) Aninia Nadig es responsable de la Gestión de Promoción y de trabajo en Red en la oficina del Proyecto Esfera.


Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera