Trabajar con normas universales en contextos locales

26 September 2016 | Sphere Project

Capacitación comunitaria para la construcción de refugios en la República de Vanuatu, un archipiélago en el sur del Océano Pacífico azotado por el ciclón Pam en enero de 2015. Fotos © Save the Children Australia

A fin de que las normas Esfera sean más útiles, apropiadas y en última instancia más eficaces, pueden (y deben) adaptarse a contextos locales. Ésta es una de las conclusiones clave de una investigación reciente basada en tres casos prácticos.

Con frecuencia, la contextualización adecuada de las normas humanitarias no se comprende ni se implementa plenamente. Tomando este hecho como punto de partida, tres estudiantes de posgrado de la London School of Economics and Political Science realizaron un proyecto de investigación de seis meses para explorar los retos y las oportunidades que comporta adaptar las normas Esfera a situaciones locales.

La contextualización consiste en tener en cuenta la situación local a fin de interpretar las normas existentes y adaptar los indicadores para una aplicación eficaz. Su importancia yace en el hecho de que aumenta la efectividad de la asistencia humanitaria, y ayuda a los profesionales a maximizar las oportunidades y minimizar errores.

La pregunta principal del estudio se centra en hasta qué punto las normas Esfera pueden ser contextualizadas por diferentes actores y en diferentes situaciones de respuesta. Los autores también ofrecen lecciones para facilitar una contextualización correcta y efectiva.

El estudio revisa cómo las normas en materia de Refugios y asentamientos del Manual Esfera fueron adaptadas en las respuestas a tres desastres: el tifón Haiyan de 2013 en Filipinas, el ciclón Pam de 2015 en Vanuatu y las inundaciones de 2015 en Malawi. El alcance limitado del proyecto de investigación no permitió la inclusión de crisis relacionadas con conflictos.


Enfoque holístico

En la búsqueda de respuestas a su pregunta principal, los autores también examinan en profundidad cuatro críticas al Manual Esfera que aparecen en la literatura académica: ¿Son las normas Esfera demasiado inflexibles para una contextualización eficaz? ¿Son verdaderamente globales? ¿Abordan temas humanitarios clave? ¿Puede el enfoque basado en derechos promovido por Esfera aplicarse de forma global?

Con base en su análisis de los tres casos prácticos, los autores concluyen que en su mayor parte estas críticas "surgen de una falta de comprensión acerca de cómo utilizar el Manual Esfera de forma efectiva y holística".

Utilizar el Manual de forma holística significa que los "capítulos técnicos" (p.ej., Refugio y asentamientos) han de leerse y utilizarse junto con los "capítulos fundacionales" (es decir, la Carta Humanitaria, los Principios de protección y las Normas esenciales, ahora reemplazadas por la Norma Humanitaria Esencial -CHS).

El estudio de los casos prácticos concluyó que las respuestas a los tres desastres eran buenos ejemplos de un enfoque holístico. En todos ellas, las Normas esenciales y/o los Principios de protección se utilizaron para captar plenamente los conceptos, las costumbres locales y las tradiciones, y para involucrar de lleno a la comunidad local -incluidos los grupos vulnerables- en el diseño y la consiguiente adaptación de la respuesta al desastre.


Brecha de conocimientos

El estudio identificó una brecha de conocimientos entre el personal humanitario directivo y el de primera línea. En general, el personal directivo tiende a tener un nivel más alto de formación en materia de Esfera y de cómo utilizar el Manual de forma adecuada. Como resultado de su capacitación formal o de su exposición a Esfera, tienden a "tener una visión más favorable y relajada del manual".

Sin embargo, es el personal de primera línea quien, estando al frente de la respuesta, está mejor situado para contextualizar las normas a las realidades sobre el terreno. Y, sin embargo, a menudo son los que tienen una menor comprensión de Esfera, principalmente debido a una falta de capacitación y exposición. Como consecuencia, a menudo tienden "o bien a ignorar las normas o bien a verlas como la inalterable ‘palabra de Dios'".

Los autores sugieren que una orientación más precisa por parte de la oficina del Proyecto Esfera, además de una capacitación oportuna y eficiente, en particular para los trabajadores de primera línea, pueden mitigar algunas de estas percepciones y hacer que el Manual Esfera sea una herramienta más efectiva.


Contextualización "digerible"

Según el estudio, la contextualización de las normas humanitarias no solo concierne a los organismos internacionales que trabajan en lo que puede ser una tierra extranjera. "Los actores locales también han de adaptar su trabajo; muchos de ellos no son conscientes de las condiciones específicas presentes en diferentes comunidades y dentro de diferentes grupos sociales."

Los profesionales humanitarios deben ser conscientes de los potenciales problemas que conlleva realizar la contextualización mal o únicamente al inicio de un proyecto, advierten los autores. "La contextualización no puede dejarse al azar. Es un proceso demasiado importante como para hacerlo de manera aleatoria."

Como los procesos muy estructurados y formales no son deseables ni factibles en los entornos de alta presión donde trabajan los profesionales humanitarios, el estudio recomienda un proceso formal pero "digestible" que se lleve a cabo de forma crítica, reactiva y holística. "El proceso debe establecer un buen equilibro entre profundidad y facilidad de uso."

Entre las recomendaciones del estudio, los autores sugieren que la próxima edición del Manual haga hincapié en la necesidad de una mayor contextualización para proporcionar a los profesionales una mayor comprensión del tema.

"El Proyecto Esfera debe crear herramientas y orientación opcionales, independientes del Manual, para asistir a los profesionales en el proceso de contextualización," aconseja el estudio.


Comunidades afectadas

El estudio incluye una amplia gama de lecciones aprendidas -particularmente a través de los casos prácticos- y recomendaciones para el Proyecto Esfera, los organismos y profesionales humanitarios además de los gobiernos.

Una última pero crucial recomendación está dirigida directamente a las comunidades afectadas. El estudio sugiere que idealmente los grupos comunitarios, las estructuras de gobierno locales y otros líderes deben saber de la existencia del Manual Esfera y comprenderlo. "Esto les permitiría participar de forma activa en programas relativos a su recuperación, además de exigir rendición de cuentas a los organismos humanitarios por la provisión de una ayuda adecuada."

Mientras que el estudio ofrece perspectivas útiles acerca de los retos y oportunidades de la contextualización del Manual Esfera, los autores también sugieren que debe continuar la investigación para comprender y abordar una serie de temas no resueltos.

Los casos prácticos estudiados revelaron que los profesionales están muy dispuestos a participar en el debate en torno a la contextualización, lo que hace ese debate realmente necesario. Haber obtenido opiniones directamente de personal de terreno y regional probablemente sea la mayor contribución de esta pieza de investigación a una mejor comprensión de la contextualización de las normas.

Dado que la edición de 2018 del Manual Esfera probablemente ponga mayor énfasis sobre este tema, las conclusiones de este estudio se examinarán cuidadosamente. Aunque el estudio no refleja la posición oficial de Esfera con respecto a la contextualización, sí recomendamos a los profesionales que lo lean y tengan en cuenta los casos prácticos para los cursos de capacitación.


Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera