Actores humanitarios ven con buenos ojos la armonización de normas

10 July 2013 | Sphere Project

Ambassador Manuel Bessler

El Embajador Bessler pronuncia su discurso inaugural en el Foro de Normas Humanitarias en Ginebra.

Más de 150 líderes del sector humanitario se reunieron en el Foro sobre normas humanitarias, celebrado en Ginebra el 27 de junio. El objetivo fue examinar los resultados de la Iniciativa sobre normas conjuntas y decidir los próximos pasos para lograr normas más útiles a los trabajadores humanitarios, gobiernos y otros interesados.

Los participantes fueron informados sobre el marco de acción al que está dando lugar la Iniciativa sobre normas conjuntas, denominado provisoriamente Proyecto de normas. Su objetivo principal es ayudar a los actores humanitarios a brindar una respuesta más transparente, eficaz y adecuada a las personas afectadas por desastres o conflictos, por medio de una mayor coherencia entre las normas humanitarias.

"Actualmente, la calidad es una de las grandes preocupaciones en el ámbito de la acción humanitaria", dijo el Embajador Manuel Bessler, Director de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, el organismo anfitrión del Foro.

Bessler recalcó la importancia de contar con normas humanitarias de carácter incluyente: "No se trata de controlar ni de imponer, sino de aunar distintas voces con el fin de mejorar la calidad y rendir cuentas a los beneficiarios, ante todo."

El Proyecto de normas está encabezado por la Asociación para la rendición de cuentas (HAP, por su sigla en inglés), People In Aid y el Proyecto Esfera, e incluirá activamente a otros grupos interesados (tales como actores y poblaciones afectadas del sur, otras iniciativas de calidad y rendición de cuentas, organismos humanitarios de las Naciones Unidas, etc.) en los próximos 18 meses.

"No participar no es una opción", dijo Erik Johnson, el Presidente de la Mesa Directiva del Proyecto Esfera, en su declaración inicial. "Tenemos la responsabilidad colectiva de seguir mejorando." Johnson invitó a los participantes del Foro a sumarse y participar en la próxima etapa del proceso.

"Los principios humanitarios constituirán el meollo de este Proyecto", dijo Neil Casey, el Presidente saliente de la Mesa Directiva de People In Aid. "No son negociables." Casey subrayó la necesidad de seguir mostrándose ambiciosos en relación con los objetivos del proceso e invitó a los participantes del Foro a exigir que las tres iniciativas rindan cuentas.

Una hoja de ruta hacia una mayor coherencia

El Proyecto de normas trabajará en cuatro áreas:

El Proyecto trabajará con otros actores para desarrollar una nueva arquitectura normativa, centrada en los principios humanitarios. Gracias a ella, el personal humanitario navegará más fácilmente las distintas normas y las podrá usar de forma complementaria.

Se elaborará una norma esencial común cuya aplicación resulte verificable, que será fácil de utilizar, accesible y comprensible, con referencias e indicadores claros. Se espera que la norma esencial constituya la base de las normas actuales y futuras, ya sean técnicas o de otra índole, aplicables en el campo de la ayuda humanitaria.

La norma esencial común se basará en las dimensiones comunes de las normas de HAP, People In Aid y Esfera, y se aplicará en las organizaciones a fin de garantizar una mayor rendición de cuentas y eficacia entre los actores humanitarios.

Se desarrollarán actividades de sensibilización y apoyo a nivel de país, con el fin de dar a conocer ampliamente la norma esencial común.

Uno de los mensajes clave de los participantes del Foro se refirió a la importancia de la verificación. Se formularán orientaciones claras en relación con los enfoques, métodos y herramientas de verificación. El objetivo es ayudar a los actores humanitarios a entender cómo se pueden evaluar y verificar las normas, y, en particular, la norma esencial común.

El Proyecto Esfera seguirá promoviendo la adopción voluntaria de las normas, mientras que HAP y People In Aid seguirán dedicándose al desarrollo de herramientas de verificación, mecanismos internos y externos, y a la vinculación con el proceso de certificación del Comité Directivo de Acción Humanitaria (SCHR, por su sigla en inglés).

El papel esencial de la retroalimentación

Los participantes en el Foro intercambiaron aportaciones y examinaron las cuatro áreas de trabajo propuestas y algunas cuestiones clave, como el papel de los donantes y la incorporación al proceso de otros actores.

Los participantes también hicieron oír una nota de advertencia: el Proyecto de normas no debe convertirse en una nueva iniciativa adicional, ni sumar otro nivel más a la arquitectura normativa vigente. También pusieron de relieve la necesidad de aprovechar el impulso actual y lograr resultados "sobre la marcha".

En sus comentarios de clausura, el moderador del Foro, Dr. Peter Walker, agradeció los comentarios "críticos pero positivos" formulados por los participantes y subrayó: "Lo que les oigo decir es: ‛Queremos que esto funcione'."

También destacó la importancia de la "retroalimentación de los usuarios" para el futuro del proceso. "Va a ser un desafío fascinante asegurarnos que en los próximos meses se escuche la voz de los usuarios finales."

"El mundo está cambiando, no podemos mirar hacia atrás", dijo Matthew Carter, el representante de la Mesa Directiva de HAP. "Pero tenemos que aceptar los cambios, aunque no sepamos en qué consisten; tenemos que asegurar nuestra pertinencia y aceptar los desafíos que eso supone, a medida que vayamos avanzando."

El Foro sobre normas humanitarias marcó la conclusión de la Iniciativa sobre normas conjuntas que se inició en 2011 y dio lugar a un período intensivo de consultas globales, debates y decisiones sobre la coherencia de las normas. Con el Proyecto de normas, dichas consultas entran en la fase de ejecución, en la que proseguirá la colaboración entre HAP, People In Aid y el Proyecto Esfera.

Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera