Ayudar a mantener vivo el ganado durante las emergencias

14 April 2014 | Sphere Project

Livestock in Mbera refugee camp, MauritaniaRefugiados nómades en el campo Mbera (al sudeste de Mauritania) llevan su ganado a un bebedero de agua. © Anna Jefferys/IRIN

El ganado constituye un bien de subsistencia clave para muchas personas en zonas rurales. No es sorprendente que se haya desarrollado un conjunto de estándares para ayudar al personal humanitario a hacer frente a este aspecto frecuentemente olvidado de la respuesta a una emergencia, en el que se ha de implicar tanto a los dueños del ganado como a los propios animales.

Cathy Watson es antropóloga social y Coordinadora del Proyecto sobre Directrices y normas de emergencia para el sector ganadero (LEGS, por su sigla en inglés), desde su creación hace ocho años. Ella lleva casi 30 años trabajando en el campo del desarrollo. Antes de unirse a LEGS, su interés por el pastoralismo la llevó a África oriental, donde trabajó en Kenya y Uganda, centrándose especialmente en cuestiones de género.

En la siguiente entrevista, Watson explica cómo el proyecto LEGS, una de las normas complementarias del Proyecto Esfera, está ayudando a impulsar una reflexión en torno a los medios de subsistencia y a mejorar la calidad de las respuestas a emergencias centradas en el ganado.


¿Dicho de manera sencilla, qué es una "intervención de emergencia para el sector ganadero"?

El Manual LEGS se centra en el apoyo a la ganadería durante las emergencias. Proporciona directrices sobre actividades que pueden ayudar a proteger o recuperar el ganado durante una emergencia o después de ésta. Esto incluye intervenciones relacionadas con la salud de los animales, el suministro de piensos y agua, la construcción de refugios, la reducción de existencias y la reposición de ganado.

La idea en la que se basan las normas LEGS es que muchas de las personas afectadas por desastres poseen ganado que contribuye a su subsistencia. Prestarles asistencia para ayudar a mantener parte de su ganado vivo durante las emergencias es una manera de proteger los medios de subsistencia de los que dependen. Así aumenta su capacidad de sobrevivir al desastre y de reconstruir sus vidas posteriormente.


¿Cómo nacieron las Directrices y normas de emergencia para el sector ganadero?

Las LEGS nacieron debido a la preocupación generada por la existencia de proyectos ganaderos para emergencias inadecuados y mal ejecutados. Dichos proyectos solían pasar por alto o socavar las capacidades y los servicios locales existentes, se aplicaban en momentos inadecuados y se coordinaban escasamente con los enfoques de desarrollo vigentes y las respuestas desplegadas durante las emergencias.

En respuesta a esas preocupaciones, algunas organizaciones humanitarias empezaron a reflexionar sobre cómo solucionar esos problemas. Así fue cómo nació la idea de elaborar directrices comparables a las del Proyecto Esfera pero centradas en las intervenciones ganaderas.


¿Por qué necesitaban "normas" o "estándares" para mejorar las intervenciones ganaderas?

Al igual que en muchos otros sectores, existen muchas buenas y malas prácticas relativas a las emergencias y las respuestas que conciernen al ganado.

Las LEGS se basan en las buenas prácticas desarrolladas en diversas regiones del mundo. Su objetivo es recopilar únicamente actividades y métodos que han demostrado su eficacia a la hora de mantener los medios de subsistencia durante las emergencias.

Las normas ofrecen orientaciones de calidad para promover dichas buenas prácticas. Incluyen aspectos clave relacionados con el momento de las intervenciones, la pertinencia y la viabilidad, a fin de garantizar el mejor efecto posible.


¿Qué se ha conseguido desde el lanzamiento de las normas LEGS?

El Proyecto LEGS comenzó en 2006. Tras un proceso de consulta al estilo del Proyecto Esfera, basado en las aportaciones de una multitud de expertos y formuladores de políticas del mundo entero, se publicó la versión inglesa del Manual LEGS en 2009. Luego fue traducido y publicado en castellano, árabe y francés. También existen versiones electrónicas en tailandés y vietnamita, disponibles en nuestro sitio web.

Luego desarrollamos un programa de capacitación para dar a conocer las directrices. Por medio de cursos de capacitación de capacitadores regionales se dotó a personas de esos países con las herramientas y las aptitudes necesarias para impartir cursos de formación sobre las LEGS de tres días de duración. En la actualidad, hay 285 capacitadores LEGS repartidos entre 68 países. Ellos han formado a más de 3000 personas de 32 países, sin ayuda del Proyecto LEGS.

Las LEGS están cobrando un reconocimiento cada vez mayor como norma y referencia en agencias tan importantes como la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de las Naciones Unidas, la Oficina Humanitaria de la Comunidad Europea (ECHO) y un número creciente de ONGs internacionales y locales. La Federación de Asociaciones Veterinarias Asiáticas acaba de respaldar oficialmente las normas LEGS.

En cuanto al impacto, un estudio sobre la aplicación de las noemas LEGS en Kenya y Etiopía durante la reciente crisis concluyó que en ambos países éstas han sido institucionalizadas en las estructuras de gestión de desastres del Gobierno. Los resultados son positivos, en particular en las comunidades afectadas por las sequías.

Gracias a la aplicación de las normas LEGS, personal gubernamental local en Kenya y Etiopía puede evaluar situaciones de emergencia y prepararse con antelación para los ciclos periódicos de sequía, así como hacer llamamientos para obtener fondos a partir de la información que ofrecen las alertas tempranas. La oportunidad de prestación de servicios veterinarios también ha mejorado.


¿En qué ha contribuido a su trabajo la asociación con el Proyecto Esfera?

El acuerdo de complementariedad con Esfera ha sido muy valioso para las normas LEGS, que fueron concebidas desde el principio como un complemento del Manual Esfera.

Mantuvimos discusiones con el Proyecto Esfera durante el desarrollo del Manual LEGS y aprovechamos mucho su experiencia. Y esto tanto en lo que se refiere al formato del Manual (normas, indicadores, notas de orientación, etcétera), como al proceso de consultas amplias mantenidas con las partes interesadas, a la financiación por medio de múltiples donantes y al deseo de no asociarnos con una única organización.

Las normas LEGS están principalmente dirigidas a dos grupos: en primer lugar, a los especialistas ganaderos que ya están participando en respuestas de emergencia centradas en el ganado; y en segundo lugar, el personal humanitario en general, a fin de animarlo a incorporar en su respuesta una mayor reflexión y más actividades sobre los medios de subsistencia. Nuestra relación con Esfera nos brinda credibilidad en el sector humanitario y fomenta la comunicación con los especialistas no ganaderos.

Por otra parte, también nos permite promover Esfera y otras normas complementarias entre los actores que tal vez no las conozcan. En el último año, también nuestra relación con las demás normas complementarias ha ido creciendo y valoramos cada vez más el intercambio de experiencia e información con ellas.


¿Cuáles son algunos de sus planes?

Actualmente estamos revisando y actualizando el Manual LEGS y esperamos con impaciencia la publicación de la segunda edición en el transcurso de este año.

Estamos planeando la próxima capacitación para capacitadores en la región del Caribe, y esperamos organizar más en América del Norte y Europa del Norte a lo largo del próximo año.

Esperamos que la promoción y la adopción de las LEGS sigan aumentando, a fin de mejorar e impulsar la reflexión basada en los medios de subsistencia y perfeccionar la calidad de las respuestas de emergencia relacionadas con el ganado.


Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera