Qué hacer y qué evitar al capacitar sobre normas humanitarias en una situación de emergencia

14 April 2014 | Sphere Project

Training in emergencies - Philippines - Photo Loren Hyatt / Lutheran World Relief

Capacitación de trabajadores humanitarios en las Filipinas luego del tifón Haiyan/Yolanda. Foto © Loren Hyatt / Lutheran World Relief

Experimentados capacitadores Esfera explican cómo conducir una capacitación sobre la marcha inmediatamente luego de un desastre.

Cuando se produce un desastre súbito, la capacidad de los actores humanitarios para reaccionar suele verse desbordada y es necesario contratar de inmediato personal adicional. Por otra parte, se plantean demandas abrumadoras a funcionarios de gobierno que normalmente no están involucrados en intervenciones en casos de emergencia. Si a esto le agregamos la participación de voluntarios, resulta inmediatamente evidente que es vital capacitar a estas personas en materia de normas humanitarias durante la situación de emergencia.

Por eso hemos consultado a algunos capacitadores Esfera con experiencia y les pedimos consejo sobre cómo actuar en este tipo de situaciones. Y éstas son sus respuestas.


Qué hacer

• Asegúrese de que la capacitación esté enfocada en la situación actual y sirva para resolverla.

"Se debe impartir capacitación apropiada para el contexto específico y enfocada en la operación de emergencia que se está llevando a cabo", dice Uma Narayanan, una capacitadora basada en Malasia. Ella sugiere, por ejemplo, talleres breves sobre la forma de preparar paquetes de socorro.

"Presente historias de casos y ejemplos de la situación de emergencia en la que se encuentran", coincide Anne Lloyd, una capacitadora basada en el Reino Unido.

• Haga una capacitación breve (pero... ¿qué se entiende por "breve"?).

Todos los capacitadores consultados coinciden en que durante las etapas iniciales de una operación de respuesta hay que estar en mil cosas a la vez y los participantes no tienen demasiado tiempo para dedicar a talleres de formación, por importantes que sean. Por eso, es necesario que la capacitación sea breve. Pero ¿qué quiere decir "breve"?

Para Martín Villarroel García, un capacitador con base en Bolivia, la duración máxima no debe pasar de dos días. Según Narayanan, lo mejor es hacer un taller de medio día.

Lloyd sugiere hacer un taller de un día de duración, con la posibilidad de ampliarlo más tarde. "Yo he comprobado que una introducción de un día, seguida de una visita al terreno centrada en cómo se puede aplicar Esfera en la práctica, con consejos prácticos, da muy buen resultado", dice.

• Aplique un enfoque práctico, orientado a la sensibilización.

"Es esencial que la capacitación esté centrada en cuestiones prácticas", dice Villarroel. Sugiere, por ejemplo, que más allá de presentar estudios de caso relevantes, se vean las acciones clave descritas en los capítulos técnicos del Manual Esfera.

Para Lloyd, es crucial aprovechar cada oportunidad para promover el uso de las normas Esfera. Además de las visitas al terreno, piensa que las reuniones de los grupos temáticos ("clusters") son una buena ocasión para poner énfasis en la necesidad de trabajar conforme a las normas humanitarias.

Narayanan subraya también que es necesario "recordar constantemente las normas Esfera en los diversos foros y plataformas". Esto, incidentalmente, también mejora la receptividad de los trabajadores humanitarios a las actividades de capacitación.

• Involucre recursos humanos locales y apóyese en lo aprendido en capacitaciones anteriores.

"Dondequiera que haya habido alguna actividad de capacitación Esfera antes de la emergencia", dice Lloyd, "es importante aprovechar lo hecho". Y Narayan añade que, análogamente, "es conveniente involucrar a capacitadores locales para lograr que la experiencia de capacitación sea más pertinente".

• Involucre a actores ajenos a la comunidad humanitaria.

"Los talleres de capacitación tienen que tener un enfoque multidisciplinario e involucrar a personas que trabajan en distintos ámbitos de la operación", dice Villarroel.

Para Narayanan, los funcionarios del gobierno son una audiencia clave que debe ser atendida específicamente. "También tienen diferentes preocupaciones, preguntas y actitudes, aunque tal vez no las expresen muy abiertamente", dice.

Lloyd está de acuerdo: "Los funcionarios gubernamentales pueden estar interesados y preguntarse qué son las normas Esfera, de manera que es importante incluirlos en cada oportunidad de capacitación."

• Cuide de que haya suficientes ejemplares del Manual Esfera a disposición.

"Hay que velar por que se disponga de ejemplares del Manual Esfera en las primeras etapas de una situación de emergencia", dice Lloyd.

Decirlo es fácil, hacerlo no tanto. Villarroel recuerda que en una ocasión la aduana de cierto país no permitió el ingreso de una maleta llena de manuales, a pesar de contar con una invitación oficial.

"Logramos dar a cada uno de los 35 participantes una fotocopia del manual Esfera Amigable que habíamos elaborado en América Latina. Para ello usamos toda la (escasa) reserva de papel y tinta del Ministerio de Salud", explica.


Qué evitar

• No abrume a los participantes.

"Por ejemplo, no entre en demasiados detalles", dice Narayanan.

"Y no se concentre en cuestiones teóricas o históricas", añade Villarroel. "Si bien los principios humanitarios y los derechos son esenciales, no es aconsejable concentrarse en los aspectos puramente jurídicos."

Villarroel también recomienda no hacer demasiado hincapié en los indicadores clave del Manual, sino más bien en las acciones clave.

No desaliente a los participantes creando la sensación de que es muy difícil actuar conforme a las normas Esfera.

"Muchas veces se plantea la duda de si pretender aplicar las normas Esfera al comienzo de una operación de respuesta de gran envergadura no será demasiado ambicioso", dice Lloyd. "En esos casos, se puede sugerir a los participantes que, aunque no pretendan cumplir todas las normas desde un principio, trabajen en esa dirección, o que al menos tengan presentes las normas y reflexionen sobre qué consecuencias tiene no cumplir todas."

Para Lloyd, "en todas las situaciones de emergencia es importante pensar cómo podrían aplicarse las normas Esfera, a qué debemos apuntar, cómo se podría usar las normas en actividades de sensibilización".

• No espere que la gente asista a talleres de varios días de duración.

Como ya se ha dicho... 


¿En qué más hay que pensar?

Sphere Emergency Training Toolkit"Es esencial centrarse en los fundamentos: la Carta humanitaria, los principios de protección y las normas esenciales", dice Villarroel. "Los principios humanitarios y el enfoque basado en derechos son cruciales."

"Las ONG que participan desde hace poco en la respuesta en casos de desastre, por ejemplo porque su anterior mandato era más orientado hacia el desarrollo, suelen tener una actitud muy abierta hacia las normas de calidad humanitaria, y eso es algo que hay que aprovechar", dice Narayanan.

Según Villarroel, "los principios y normas Esfera expresan el compromiso de la acción humanitaria en favor de los grupos de población vulnerables".

Para él, "la capacitación en situaciones de emergencia es el arte de combinar lo urgente con lo indispensable". Es decir, "combinar la aplicación de los principios y derechos enunciados en la Carta humanitaria -vivir con dignidad, recibir asistencia humanitaria y protección- con la celeridad que requiere la intervención". Esto es más fácil, dice Villarroel, cuando los actores humanitarios hacen suyos esos derechos y principios.

"A veces el entusiasmo de los participantes es contagioso, como ocurrió recientemente en una sesión de capacitación en Filipinas, a la que asistieron ONGs locales e internacionales y funcionarios del gobierno", recuerda Narayanan. "Ese tipo de experiencias me motiva y me reafirma en mi deseo de promover las normas Esfera", dice.


Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera