“Esfera abrió un mundo completamente nuevo a la comunidad humanitaria en Irán”

28 April 2015 | Sphere Project

Nazanin Kazemi, del Consorcio Internacional de Refugiados de IránLa representante del Consorcio Internacional de Refugiados de Irán, Nazanin Kazemi, ha trabajado con refugiados durante casi 16 años. En la siguiente entrevista, habla sobre el impacto que han tenido los principios y normas Esfera en la comunidad humanitaria del país.

"La comunidad internacional de ayuda presente en Irán es muy pequeña," dice Kazemi, "a pesar de que el país tiene la crisis de refugiados más prolongada del mundo, que dura ya más de tres décadas. En su punto álgido, teníamos registrados más de tres millones de refugiados. Ahora tenemos un millón registrados y muchos más sin registrar."

Comprometida con la difícil tarea de ayudar a las organizaciones humanitarias a responder a una crisis "permanentemente eclipsada a través de los años," Kazemi se ha convertido en el punto focal de Esfera en el país.


[Pregunta] ¿Cómo se creó el Consorcio Internacional de Refugiados de Irán (ICRI, por su sigla en inglés)?

[Nazanin Kazemi] En 1992, por primera vez, el gobierno iraní pidió asistencia internacional para abordar las necesidades de la población refugiada, constituida principalmente de afganos e iraquíes.

Las ONG internacionales que respondieron al llamado sintieron que necesitaban un organismo de coordinación y crearon el ICRI. Nuestro mandato no es la implementación de ayuda sino la coordinación, la difusión de información sobre la situación de los refugiados en Irán y también atraer a ONGs y donantes para asistir en la labor.

Como el gobierno iraní quería que nuestro papel fuera más el de una agencia de implementación, decidimos que trabajar en el fortalecimiento de capacidades locales nos permitiría satisfacer esa demanda permaneciendo fieles a nuestra misión original.

Y así fue como desarrollamos interés en el Proyecto Esfera a lo largo de los años.


¿Podría describir su trabajo en relación con Esfera?

Hemos traducido al farsi la edición de 2011 del Manual Esfera, así como la anterior. El lanzamiento de la edición de 2011 tuvo lugar el pasado mes de octubre y contó con la asistencia de unos 100 participantes, incluidos funcionarios del gobierno, además de ONGs locales e internacionales.

Desgraciadamente, luego de publicar la edición de 2004 no obtuvimos el permiso necesario para realizar capacitación. De modo que esta vez hicimos un esfuerzo para realizar cursos de capacitación inmediatamente después del lanzamiento.

Tanto las actividades de formación como la traducción e impresión de la versión farsi del Manual son financiadas por la oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) de la Comisión Europea a través de su socio internacional el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) en Irán.

Ya hemos implementado un taller para la Sociedad de la Media Luna Roja de Irán y otro para ONGs internacionales y locales además de personal de la ONU. Tenemos programados tres talleres de capacitación adicionales, incluido uno para el Ministerio del Interior.

Hasta ahora, todo ha tenido lugar en Teherán, pero nos gustaría poder ofrecer formación a nivel nacional, ir a las provincias, hacer cursos de capacitación de capacitadores, porque existe interés. Por ejemplo, la Sociedad de la Media Luna Roja de Irán utiliza mucho el Manual Esfera, y les gustaría tener sus propios capacitadores Esfera.


Ha mencionado el Ministerio del Interior. ¿Cómo es su relación con el gobierno?

El gobierno iraní quiere que la comunidad internacional venga en su ayuda. Tiene mucho interés en la capacitación y el fortalecimiento de capacidades, especialmente en materia de preparación ante desastres, ya que sufrimos un gran número de ellos cada año. De modo que la relación es buena.

Hay que comprender que en comparación con lo que el gobierno ha gastado en el problema de los refugiados en los últimos 30 años, la comunidad internacional aporta muy poca financiación. Eso significa que no estamos en la mejor posición para plantear exigencias.

Para trabajar en Irán, como en cualquier otro país, hay que hacerlo dentro de los parámetros que establecidos. Existen restricciones. Por ejemplo, para todo hace falta obtener un permiso. Sin embargo, la capacitación y la preparación ante desastres, la respuesta, la reducción de riesgos; todas estas son cosas que, con una negociación y una financiación adecuadas, pueden realizarse en Irán con buenos resultados.


¿Cómo ha sido recibido el Proyecto Esfera en Irán?

En el acto de lanzamiento del Manual, el representante del Ministerio del Interior destacó la importancia de que Esfera estuviera incorporado en nuestro plan nacional de preparación ante desastres, además de realizar capacitación a nivel nacional. La Sociedad de la Media Luna Roja se hizo eco de ese sentimiento.

La Sociedad de la Media Luna Roja de Irán, que ocupa un alto nivel en el plan nacional ante desastres, ha sido nuestra socia en la traducción del Manual Esfera, y es una buena señal que actualmente estemos negociando llevar la capacitación más allá de Teherán. Esto significa que, de alguna manera, las normas humanitarias y el espíritu de Esfera se están incorporando al nivel de preparación ante desastres en todo el país.


Si tuviera que resumir qué significa Esfera en Irán, ¿qué diría?

En muchos sentidos, Esfera es un nuevo concepto en Irán. No es que la respuesta ante desastres y la capacitación sean cosas nuevas. Pero el hecho de que pueda haber un manual de terreno fácil de leer, sí lo es. El farsi no es un idioma idóneo para los manuales de terreno, por eso la traducción del Manual Esfera fue tan difícil.

Pero no se trata sólo de Esfera en tanto manual. El hecho de que los trabajadores humanitarios puedan reunirse y crear un producto como éste a través de un proceso tan participativo, eso es nuevo también.

En Irán no se habla de las normas humanitarias. El derecho internacional humanitario está en cierto modo reservado a una elite, y se lo debate sólo a nivel universitario. El tipo de persona que trabaja en el campo humanitario probablemente desconoce la Carta Humanitaria o el Código de Conducta.

Así que el hecho de que detrás de lo que hacemos cada día con buena voluntad, como trabajo voluntario o respuesta humanitaria, exista una estructura, una filosofía y una legalidad en un sentido global es algo que no todos los actores saben.


¿Cree que tener una versión en farsi del manual Esfera junto con la capacitación ayudará a democratizar estos conceptos?

Sí, desde luego. No es que estos conceptos estuvieran escondidos; es que no estaban fácilmente disponibles.

El Manual Esfera ha hecho que esta información sea más accesible. Es gratuito. No supone ningún gasto para ningún organismo. Incluso la capacitación es gratuita. Y para aquellos que quieren saber más, les dirigimos al sitio web de Esfera y al curso virtual.

De modo que Esfera ha abierto las puertas a un mundo completamente nuevo en un sector conocido por hacer uso real de esta información. No me cabe duda de que quienes han realizado el curso de capacitación han regresado a sus organizaciones, y como mínimo, han compartido el sitio web con sus colegas.

El efecto "goteo" puede ser enorme, y creo que ya ha comenzado, cosa que nos llena de esperanza.


¿Cuáles son los principales retos para la comunidad humanitaria en Irán?

Uno de los retos es la naturaleza prolongada de la situación de los refugiados, agudizada por el hecho de que las sanciones internacionales nos han hecho mucho daño. A pesar de que se supone que las agencias humanitarias deberían estar exentas de las consecuencias de las sanciones, nos han afectado mucho, sea por las restricciones bancarias o por la dificultad a la hora de obtener financiación.

También Irán es percibido como un país rico, lo cual significa que no tenemos derecho a recibir asistencia internacional. Sin embargo, Irán necesita más asistencia para su población refugiada, y los donantes internacionales no deben olvidar de que esta situación prolongada continúa afectándonos.

Comprendemos que otras emergencias tomen precedencia cuando están en su momento más álgido, como por ejemplo Siria en la actualidad, y Yemen. Pero es preciso que Irán suba algunos puestos en el ranking de prioridades.


Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera