Esfera en Japón: Marcando la diferencia en el nivel de preparación y respuesta

26 February 2018 | Sphere

Credit : JQAN


Japón es uno de los países más vulnerables a los desastres en el mundo, con riesgos de terremotos, tsunamis, y erupciones volcánicas. En este contexto, la formación de los agentes locales y el nivel de preparación desempeñan un papel clave en la limitación del impacto potencial de estos peligros naturales, y en responder a las necesidades de las personas en el momento posterior a una crisis.

Fundada en 2015, la Japan Quality and Accountability Network (JQAN) trabaja para asegurar que las necesidades de capacitación locales se satisfacen plenamente. "Creamos JQAN para promover Esfera y la Norma Humanitaria Esencial (CHS) con ONGs y otros grupos de interés que trabajan en la respuesta a desastres", dice Takeshi Komino, Secretario General de Church World Service en Japón. "Nos centramos en las unidades de gestión de crisis dentro de los gobiernos locales. En la Prefectura de Tokushima, en el Oeste de Japón, se informaron sobre Esfera y decidieron que todos los miembros del personal de la unidad de gestión de crisis debían capacitarse en materia de las normas Esfera. Está muy bien."

JQAN trabaja en estrecha colaboración con el gobierno japonés en el desarrollo y la entrega de capacitación. Recientemente, el gobierno también ha prestado apoyo financiero para la traducción de los materiales de Capacitación de Capacitadores de Esfera, para que sean más accesibles. "Trabajando con los oficiales del gobierno a nivel local, los capacitadores certificados han adaptado los materiales de capacitación a las condiciones geográficas, la cultura y los recursos existentes", añade Nahoko Harada, capacitador JQAN y profesor en el departamento de Crisis Sanitarias de la Universidad de Miyazaki. "La prefectura también planificó el perfeccionamiento de los materiales, las capacitaciones periódicas, y los simulacros hasta el inicio de la catástrofe."

Cuando un terremoto de magnitud 7 azotó la prefectura de Kumamoto en 2016, el impacto de esta capacitación y cooperación se hizo evidente. Rompiendo con los enfoques a la respuesta a desastres que previamente tenía establecidos, el gobierno contrató a ONG locales para gestionar los centros de evacuación en el momento inmediatamente posterior a la catástrofe. "Es muy raro que el gobierno delegue esta responsabilidad a organizaciones no gubernamentales, y sin embargo estamos empezando a verlo", explica Takeshi Komino. "Hay una creciente aceptación de que los organismos que se adhieren a normas internacionales son fiables en situaciones de gestión de crisis. Los gobiernos locales están cada vez más interesados en que su personal reciba capacitación en materia de normas internacionales, y pensamos que es un muy buen ejemplo a seguir."

Descargue la versión japonesa del Manual Esfera 


Escucha a Takeshi Komino explicando los esfuerzos del gobierno y la sociedad civil en Japón para promover la calidad y la rendición de cuentas en el trabajo humanitario en su país.