Hacia una respuesta humanitaria mas coherente en el Cuerno de Africa

25 August 2011 | Sphere Project

Cuatro de las iniciativas más conocidas en el campo de la mejora de la calidad y la rendición de cuentas en el sector humanitario están colaborando con miras a lograr una respuesta humanitaria más coherente en el Cuerno de África.

El Proyecto Esfera, People In Aid y la Asociación para la rendición de cuentas humanitaria internacional (HAP), con el apoyo de la Red activa de aprendizaje para la rendición de cuentas y el rendimiento en la acción humanitaria (ALNAP), enviaron un equipo de evaluación a Nairobi (Kenya) a finales de agosto. Dicha visita es el primer paso hacia una contribución conjunta en el terreno y constituye uno de los primeros frutos de su reciente decisión de reforzar su colaboración.

Martin Fisher, un profesional humanitario con amplia experiencia en planificación, seguimiento y evaluación de programas, representó al Proyecto Esfera en el equipo de evaluación. En la siguiente entrevista, habla de las conclusiones de esa visita y explica cómo piensan las cuatro iniciativas hacer frente a los retos existentes en el terreno.

Usted ha visitado recientemente Nairobi con un grupo de expertos humanitarios para evaluar los mecanismos de calidad y rendición de cuentas que se están creando en el marco de la respuesta humanitaria a la crisis actual en el Cuerno de África. ¿Cuáles son las principales conclusiones de esa visita?

En esa operación humanitaria están participando muchas organizaciones, tanto locales como internacionales. Algunas llevan varios años trabajando en Kenya y están ampliando sus programas para responder a las necesidades derivadas de la inseguridad alimentaria y los movimientos demográficos actuales. Otras no conocen Kenya o se están instalando en nuevas zonas del país. Evidentemente, eso genera numerosos desafíos, sobre todo a la hora de coordinar el intercambio de información entre las distintas organizaciones.

También hemos visto que algunas organizaciones están contratando a mucho personal nuevo y creando nuevas alianzas con ONGs y funcionarios locales. En esos casos, el reto consiste en garantizar que los trabajadores humanitarios encargados de responder a las necesidades de las personas afectadas dispongan de los conocimientos y de las herramientas necesarios para hacer frente a la complejidad de la situación.

Queríamos ir a las zonas afectadas por la sequía para ver las comunidades y hablar con ellas y con los trabajadores humanitarios presentes en los campamentos. Esto se reveló una empresa difícil por varios motivos, y nos recordó algunas limitaciones prácticas a la hora de desplazarse por el país, tales como la distancia entre las zonas afectadas, la demanda de asientos en los vuelos y la necesidad de que cada visitante vaya acompañado por un guía y por personal de seguridad, que de esa manera no están disponibles para el personal humanitario que trabaja con las personas afectadas.

¿Cómo pueden contribuir el Proyecto Esfera y las demás iniciativas a mejorar la calidad y la rendición de cuentas de la respuesta humanitaria en el marco de esta crisis?

Esta misión tenía por objetivo determinar si el envío al terreno de un equipo conjunto del Proyecto Esfera, HAP y People In Aid, con el respaldo de ALNAP, ayudaría a las organizaciones a afrontar los retos que experimentan.

Nos alentó el gran interés expresado por las organizaciones de Nairobi en relación con el despliegue en Kenya de un equipo de calidad y rendición de cuentas, posiblemente de alcance regional. Ahora que se ha convenido en el valor añadido de su participación, el equipo va a tratar de ayudar a los trabajadores humanitarios y a las agencias gubernamentales a aplicar las normas de calidad acordadas, tanto en el marco de la respuesta inmediata a la crisis actual como en la labor de recuperación a corto y largo plazo y en la prevención de futuras crisis.

¿Qué haría concretamente en el terreno un "equipo de calidad y rendición de cuentas"?

Esperamos que la contribución del equipo incida en distintos aspectos.

En primer lugar, se trata de desarrollar una mayor capacidad de formación. El equipo trabajará con las organizaciones asociadas que actualmente ya cuentan con capacidad para entrenar a su personal, buscando estrategias que mejoren el acceso a una capacitación adecuada del personal humanitario en materia de calidad y rendición de cuentas. El equipo como tal no impartirá cursos de capacitación, pero pondrá material de apoyo y ayuda a disposición de los responsables de la capacitación, y ayudará a coordinar los cursos.

En segundo lugar, el equipo organizará sesiones de información y capacitaciones especializadas a medida sobre la programación de calidad, la rendición de cuentas, los problemas de calidad relacionados con el apoyo al personal y los recursos humanos, la aplicación de las normas Esfera y otros asuntos identificados por las organizaciones humanitarias, tales como la gestión de las quejas recibidas o la difusión de información.

En tercer lugar, el equipo asesorará al personal de las organizaciones humanitarias, incluyendo el de alto rango, a fin de garantizar su respaldo a las actividades encaminadas a integrar la calidad y la rendición de cuentas en el diseño, el desarrollo y la prestación de la asistencia humanitaria, la gestión del personal, la evaluación del rendimiento y las relaciones con los asociados.

Esto también incluirá una serie de visitas a los lugares en los que se proporciona asistencia humanitaria, a fin de evaluar los problemas relacionados con la aplicación de las normas y los códigos de Esfera, HAP y People In Aid, identificar buenas prácticas, celebrar consultas sobre posibles intervenciones, aportar retroalimentación, y reunirse con las comunidades para conocer sus puntos de vista. Este tipo de visitas deberían proporcionar material útil para los estudios de casos y la sensibilización.

¿Qué lecciones se han aprendido en Haití y en otras crisis humanitarias a las que el Proyecto Esfera ha mandado personal?

Con el caos de los desastres de gran escala, es posible que se olviden algunas herramientas importantes como las normas Esfera, de modo que resulta importante recordárselas a la comunidad humanitaria en general y explicar cómo pueden utilizarse concretamente en ese tipo de situaciones.

Lo ideal es que las iniciativas sobre calidad y rendición de cuentas trabajen juntas, y si es posible que incluso compartan oficina, a fin de aunar sus capacitaciones y el apoyo en el terreno. En Haití hubo buena colaboración con HAP, pero la falta de continuidad en la contratación del personal de Esfera complicó en cierta medida ese esfuerzo.

Durante la misión de Haití, surgieron distintas interpretaciones acerca del papel y de las responsabilidades respectivas del secretariado del Proyecto Esfera y de las demás organizaciones participantes. En el caso actual (Cuerno de África), se está trabajando duro para establecer objetivos y roles claros desde el comienzo, así como mecanismos para revisarlos periódicamente.

Resulta útil enviar una cantidad de ejemplares del Manual de Esfera al terreno cuanto antes, para distribuirlo y darlo a conocer entre las organizaciones, dando prioridad a quienes lo necesitan pero no disponen de acceso directo a él, como las organizaciones locales y el personal gubernamental.

En la reciente visita de evaluación participaron cuatro iniciativas, y ése será también el caso en la misión conjunta propuesta. ¿Cuál es, en su opinión, la ventaja principal de esta colaboración?

En última instancia, el objetivo de esta misión de colaboración es lograr una respuesta humanitaria más coherente, basada en una mejora de la gestión de la calidad y la rendición de cuentas, especialmente de cara a las comunidades afectadas por la crisis.

La sequía y la inseguridad alimentaria son endémicas en la región y se han agravado en este contexto humanitario complejo. En la actualidad, la asistencia está obstaculizada por sistemas de gestión y de coordinación que no están ideados para crisis de esta envergadura y por la calidad variable de las intervenciones humanitarias.

La misión conjunta debería tratar de influir de forma marcada en la calidad de la prestación de la asistencia en el marco de la respuesta actual, y respaldar y promover las buenas prácticas con miras a lograr un mayor impacto y a aumentar la eficacia de la ayuda. Tratará de complementar y de basarse en la experiencia y los proyectos existentes en la región, identificando las necesidades de manera adecuada, tanto a escala local como sistémica, y aprovechando y poniendo de relieve la contribución única de cada organización participante a la calidad y a la rendición de cuentas.

Información adicional:

Aquí encontrará información adicional sobre la decisión de reforzar la colaboración entre el Proyecto Esfera, HAP, People In Aid y ALNAP.

Puede consultar aquí el más reciente Informe de situación (en inglés) sobre la crisis de la sequía en el Cuerno de África publicado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas.

Print this page
RSS A A A

Reciba el boletín mensual de Esfera